Jesús no vino solo porque tuvo lastima de la gente!

¿Sabías que Jesús no vino solo para “lastima” de la gente? Cuando la Biblia habla de trabajo y la sobrecarga (Mat 11:28), no se refiere a estar deprimido porque hemos sido heridos y por el peso de los problemas de esta vida. Venimos a Jesús porque estamos trabajados y cargados con el peso de nuestros pecados. Por eso necesitamos un Salvador. Y es cuando nuestros pecados son perdonados que encontramos descanso para nuestras almas. No es para arreglar nuestros problemas.

“Venimos a Jesús porque estamos trabajados y estamos cargados bajo el peso de nuestros pecados. Por eso necesitamos un Salvador «.

Consideremos al ladrón en la cruz. Tenía un gran problema. Fue clavado en una cruz y moría lentamente. Decir que estaba sufriendo queda corto (y fue por consecuencias de su pecado como todo otro sufrimiento). Entonces se volvió hacia Jesús. Pero no fue para arreglar su problema. Fue para que sus pecados fueran perdonados. Era un ladrón, y como estaba consciente de su pecado, el temor del Señor llenó su alma moribunda. Cuando el otro ladrón quiso resolver su problema, este hombre lo reprendió:

Y uno de los malhechores que estaban colgados allí le lanzaba insultos, diciendo: ¿No eres tú el Cristo? ¡Sálvate a ti mismo y a nosotros! Pero el otro le contestó, y reprendiéndole, dijo: ¿Ni siquiera temes tú a Dios a pesar de que estás bajo la misma condena?» ( Lucas 23: 39-40 )

El ladrón en la cruz llegó a la fe en Jesús. Veamos qué pasó luego. Llegó un guardia romano, tomó una lanza y le rompió ambas piernas. Eso sin duda se sumó a su agonía, y luego murió asfixiado. Ese fue el comienzo del plan maravillosa para su nueva vida en Cristo.

El evangelio no es solo para personas con problemas. Es universal. El hecho de que Dios ofrece vida eterna es una buena noticia para todas las personas: los felices y los tristes, los ricos y los pobres, los miserables y los que disfrutan de los placeres del pecado por un tiempo.

Peor debe verse en la condición real en su Bancarrota, Jesús dijo: Los que están sanos no necesitan médico, sino los enfermos. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores. (Mat 2:17) esto fue un sarcasmos a los escribas y fariseos (v.16), queriendo decir que no hay personas sanas ni justas.

«Si quieres endurecer al mundo para el verdadero evangelio, adelante, diles la mentira de que Jesús solucionará todos sus problemas» los has vacunado en contra del Evangelio precisamente donde Jesús dijo que necesitan verse; en bancarrota.

Pero si quieres endurecer al mundo al verdadero evangelio, adelante, diles la mentira de que Jesús solucionará sus problemas. Dales una Biblia que haya eliminado los pasajes donde a Esteban lo apedrearon hasta la muerte, y donde Santiago fue decapitado y a Pablo y a otros diez discípulos asesinaron por su fe. Tacha los versículos en negro que hablan de pruebas de fuego, de mucha tribulación, la inevitabilidad de la persecución y de ser odiado por el Nombre de Jesús.

Y cuando sus oyentes decidan que es hora de que Jesús solucione sus problemas, le pedirán que entre en su corazón, en lugar de arrepentirse de su pecado. Eso ciertamente producirá falsos conversos. Y eso se sumará a los millones que ya se han apartado y se enojan porque Jesús no resolvió sus problemas, finalmente el que es Dios vendrá pero hay de aquel que haga caer uno de sus pequeños que creen el Él. (Mat 18:6)

Adaptado de articulo escrito por Por Ray Comfort, Fundador y CEO, Living Waters

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: