La Reunión De La Iglesia Es La Mejor Manera De Amar Al Prójimo

La iglesia si es esencial!

Por Jordan Standridge

El mundo odia a la Iglesia. Si pudiera salirse con la suya, la iglesia no existiría.

No creo que esto deba ser una afirmación controvertida. La historia lo demuestra y sobre todo la Biblia lo demuestra.

Satanás es el dios de este mundo (2 Cor. 4:4 ) y Satanás odia a los hijos de Dios. Quiere destruirlos y devorarlos (1 Ped. 5:8 ).

El mundo odia la verdad. La suprime porque quiere pecar libremente (Rom. 1:18 ). La iglesia cuando es fiel está luchando contra el curso de este mundo. Por lo tanto, el mundo quiere que la iglesia se quede callada. Si pudiera, el mundo cerraría cada iglesia, quemaría cada púlpito y destruiría cada Biblia. 

Poco saben que la ira de Dios está sobre ellos (Ef. 1:3 ) y sin la iglesia ya estarían consumidos. 

A medida que vemos al mundo reaccionar a esta situación de Covid, estamos empezando a ver este odio hacia la iglesia salir a la luz.

Si un gobernante conociera su Biblia, se daría cuenta rápidamente de que a su ciudad le conviene no sólo considerar la reunión como algo esencial, sino estar rogando a los cristianos que se reúnan, evangelicen y oren por sus comunidades. 

Mientras leía Romanos 9 el otro día, me acordé de lo que Pablo escribió en Romanos 9:29 donde dice

Si el Señor de los ejércitos no nos hubiera dejado descendencia, Como Sodoma habríamos venido a ser, y a Gomorra seríamos semejantes.

Este es por supuesto un versículo cargado y uno podría predicar varios sermones sobre la verdad que se encuentra en él. Pero me gustaría enfatizar una simple verdad que contiene este versículo. 

Pablo dice que un país con suficientes creyentes mantiene la ira de Dios más tiempo a raya. 

O lo contrario, que una ciudad sin suficientes cristianos que obedezcan al Señor decaerá mucho más rápido que una ciudad con cristianos.

En otras palabras, más vale que se reúnan las Iglesias en tu ciudad o acabará siendo como Sodoma y Gomorra. 

La historia de Sodoma y Gomorra es conocida. Ya no existen hoy en día debido a su maldad desenfrenada. Pero es una conversación entre Abraham y Dios justo antes de la destrucción de esas ciudades la que nos enseña una importante lección respecto a la importancia de tener suficientes “personas justas” en una determinada ciudad.

Encontramos a Abraham haciendo un trueque con Dios.

La Biblia registra la conversación en Génesis 18:23-32

“23 Y se acercó Abraham y dijo: ¿Destruirás también al justo con el impío? 24 Quizá haya cincuenta justos dentro de la ciudad: ¿destruirás también y no perdonarás al lugar por amor a los cincuenta justos que estén dentro de él? 25 Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo? 26 Entonces respondió Jehová: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos. 27 Y Abraham replicó y dijo: He aquí ahora que he comenzado a hablar a mi Señor, aunque soy polvo y ceniza. 28 Quizá faltarán de cincuenta justos cinco; ¿destruirás por aquellos cinco toda la ciudad? Y dijo: No la destruiré, si hallare allí cuarenta y cinco. 29 Y volvió a hablarle, y dijo: Quizá se hallarán allí cuarenta. Y respondió: No lo haré por amor a los cuarenta. 30 Y dijo: No se enoje ahora mi Señor, si hablare: quizá se hallarán allí treinta. Y respondió: No lo haré si hallare allí treinta. 31 Y dijo: He aquí ahora que he emprendido el hablar a mi Señor: quizá se hallarán allí veinte. No la destruiré, respondió, por amor a los veinte. 32 Y volvió a decir: No se enoje ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez. No la destruiré, respondió, por amor a los diez..” Genesis 18:23-32

Este es uno de los relatos más fascinantes de toda la Escritura. 

Aquí encontramos a Abraham negociando con Dios para que le ayude a salvar a Sodoma y Gomorra. Y vemos a Dios accediendo a la demanda de Abraham. Si hubiera habido diez personas justas en Sodoma y Gomorra, las ciudades seguirían existiendo. Pero el hecho es que no había tantas personas justas y por eso no sobrevivieron a la ira de Dios. 

Jesús les dice a los discípulos lo mismo cuando los llama la sal de la tierra (Mateo 5:13). Les está diciendo que son el agente que impide que el mundo se descomponga tan rápido como lo haría si no estuvieran ellos. De hecho, el punto de perder su salinidad es que los cristianos comienzan a pensar y actuar como el mundo, por lo que pierden su poder de preservación e influencia. Los influenciadores se convierten en los influenciados y por lo tanto son echados a un lado por Dios mismo.

Se habla mucho de amar al prójimo durante esta pandemia. Algunos cristianos en los medios de comunicación social han hablado mucho de la importancia de acatar todas las normas del gobierno. 

En otras palabras, creen que los cristianos no deberían reunirse (o deberían limitar la reunión) por amor al prójimo. El potencial de propagación de este virus, si se reúnen, significa que no reunirse es la manera de amar. Que la iglesia debe atenerse a los límites de reunión del 15% impuestos por el gobierno. Que si se les dice, deben abstenerse de cantar y comulgar.

Algunos señalan que si los bares tienen que seguir las reglas, entonces la iglesia debería acatar las suyas también.

El problema con esta forma de pensar es que los bares no tienen la capacidad de mantener el mundo vivo estando llenos, mientras que la iglesia sí. Dios no ha ordenado al dueño del bar que se reúna y cante. Es más que esencial que las puertas de la iglesia permanezcan abiertas. Que continúen de una manera similar a la habitual. Es el oxígeno que permite a este mundo respirar un poco más. Es la razón por la que Dios retrasa el desencadenamiento de su ira sobre el mundo. Es la razón por la que pasa por alto la maldad en pueblos, ciudades y países. 

Lo fascinante es que el mundo trata de silenciar y matar lo mismo que lo mantiene vivo.

Es como un astronauta en el espacio exterior que intenta quitarse el casco porque le molesta. Sin darse cuenta de que es la única razón por la que es capaz de vivir.

Por supuesto, mataron a Jesús, a pesar del hecho de que estaba alimentando a miles de personas, estaba sanando todas las enfermedades y estaba expulsando a los demonios. El solo estaba mejorando sus vidas. 

El mundo no sabe lo que es mejor para ellos.

El mundo ha matado a los cristianos antes. Ha tratado de silenciar el evangelio. Pero nunca ha tenido éxito y nunca lo tendrá.

No escribo este post para criticar a los pastores por acatar las reglas de sus ciudades y países. Escribo esto para animarles a que el mundo no siempre sabe lo que es mejor para ellos, y siempre debemos seguir la palabra de Dios por encima de la ciencia del día. 

Creo que puedes ser fiel y limitar la cantidad de personas que entran a tus puertas por un tiempo. Puedes ser fiel y reunirte en zoom si crees que es lo mejor para tu iglesia por un tiempo. Incluso puedes hacer 7 servicios para cumplir con las exigencias del 15% de reunión si lo deseas. Pero lo importante es que te des cuenta que la iglesia es más que esencial y que especialmente en tiempos donde el gobierno trata de limitar a las iglesias que entendamos lo peligroso que es que limitemos nuestra reunión.

No sólo es peligroso para nuestras propias almas, sino también para nuestra sociedad.

Muchos pastores y líderes paraeclesiásticos han criticado a los pastores que no se atienen a los límites impuestos por el gobierno. Uno de ellos, James Coates, graduado del Master’s Seminary, está ahora en la cárcel por su convicción de reunirse a pleno rendimiento.

Muchos cristianos se han apresurado a criticarlo por ser poco amoroso y a decir que lo que está enfrentando no es persecución

Lo que pueden estar olvidando, tal vez debido a la falta de persecución a lo largo de los años, es que el Diablo odia que te reúnas. El Diablo odia cuando se canta. Los demonios están rampantes e influyen en la sociedad. Los demonios han usado y tratarán de usar esta pandemia para tratar de detener a la iglesia.

Si hay algo que le gusta al diablo es cuando ha enturbiado tanto las aguas que cuando los cristianos son perseguidos, y la iglesia se cierra, que el mundo estará animando y no lo verá como lo que realmente es. Persecución. Y el diablo ciertamente considera que es un éxito aún mayor cuando algunos en la iglesia se ponen del lado del mundo y se vuelven en contra de los compañeros cristianos con los que pasarán la eternidad. 

Yo solo imploro a los cristianos, que no se pongan del lado del mundo. Puedes estar en desacuerdo con algunas posturas fuertes, pero no olvides lo esencial que es la reunión de la iglesia. El mundo como ya dije no sabe lo que es mejor para ellos. La iglesia reunida en pleno es lo mejor para ellos. La iglesia cantando a coro es lo mejor para ellos. Los pastores predicando la Biblia fielmente es lo mejor para ellos. La iglesia reunida en pleno para ser equipada para salir el lunes a predicar el evangelio es lo que es mejor para ellos.

Nadie puede destruir la iglesia; las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Dios ganará. Pero lo hará capacitando a pastores fieles como James Coates, que ha visto a través de la falsa mascarada de “amar al prójimo” y se niega a ceder a las prepotentes limitaciones autodestructivas impuestas por los gobiernos de inspiración demoníaca. Ha hecho lo más amoroso que podía hacer: convocar a su iglesia para que se reúna cada domingo y equiparla para que luche contra el diablo y sus mentiras, para que viva una vida santa y para que predique el Evangelio a un mundo que se está muriendo rápidamente y que está condenado al infierno.

Evangelio.blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: